La Junta Departamental homenajeó al extinto Dr. Jorge Larrañaga

La Junta Departamental homenajeó al extinto Dr. Jorge Larrañaga

Señora Presidente ,compañeros Ediles, público en general hoy quiero en este homenaje ,a una figura que trascendió su Partido ,su tarea ,leer algo que no me pertenece pero plasma el respeto que se ganó de la fuerza que dirigía ,el Doctor Jorge Larrañaga

Fue escrito en el muro de un Policía que logra plasmar el sentimiento de miles y miles de compañeros que a lo largo y ancho del Uruguay, tienen un inmenso reconocimiento para quien fuera hasta hace unas horas, nuestro Ministro del Interior.

Dice así:

“QEPD Sr. Ministro Dr. Jorge Larrañaga.

A pocas horas de su sepelio, aún es difícil asimilar la muerte del Dr. Jorge Larrañaga, un Ministro del Interior que se ganó el respeto de la Policía Nacional como pocos.

Cuando asume un nuevo Ministro, como cuando asume un nuevo Jefe, las expectativas por parte de sus subalternos son muchas.

Y los policías no somos fáciles de convencer y mucho menos de conquistar.

Y hoy, ante su inesperada partida, es extraordinaria la reacción de los policías de todos los rangos, de todas las asociaciones civiles y gremios policiales.

La actitud ante su muerte fue unánime y espontánea: dolor y respeto.

Y en ese sentido, sin ninguna consideración política partidaria, cabe rendirle honores al hombre, al servidor público, al líder que supo ganarse a una Institución tan compleja como la nuestra.

El Dr. Larrañaga trasmitió desde el primer momento un mensaje claro a sus subalternos: trabajo, compromiso y apoyo dentro de los límites de la ley.

Y desde un principio demostró una empatía con “sus” policías que, unida a su carisma, generaron el mejor ambiente y una motivación especial en la fuerza.

Los integrantes de los distintos Comandos nos acostumbramos a las reuniones  por “Zoom” en cualquier día y horario, desde un jueves santo a un sábado a la mañana.

Se fueron haciendo comunes y asimilando  frases como “presencia en el territorio”… “dar la cara”… “no dejar solo al personal subalterno en la toma de decisiones difíciles”… “dar un esfuerzo más”….  y la más emblemática… “¡Hay orden de no aflojar!”

A los Comisarios les repetimos sus arengas y dichos, a veces entre risas, sabiendo que más allá de lo jocoso, venían en serio.

Y los Comisario a sus Oficiales y personal. Y así la cosa empezó a mejorar.

Yo no lo conocía directamente. El jueves pasado por primera vez estuve  con él en forma personal. Fue la primera vez que lo traté en forma directa, antes de eso solo había cruzado con él algún apretón de manos en alguna ceremonia o circunstancia.

Ese día vino a Rivera a hacer un “reconocimiento” al personal de esta Jefatura y de la de Tacuarembó, por los últimos operativos de lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.  Una ceremonia simple, sin muchos protocolos. Llegó en avión sobre las 11:00 y fue directo a la ceremonia, de la cual participó en la forma rápida y expeditiva de quien tenía una agenda cargada. Entregó los reconocimientos, saludo, bromeó, se sacó fotos con los  policías  y se retiró, todo en ese mismo ritmo apurado.

Más tarde compartimos el almuerzo, el cual también fue, si bien distendido, un típico almuerzo de trabajo, sin más dilaciones que las necesarias para disfrutar del asado y enterarse de nuestras necesidades, siempre entre bromas y anécdotas.

Ahí confirmé lo que todos percibimos desde el primer día de su mandato: era un tipo franco, sencillo, que bromeaba y hacía cuentos permanentemente… sin que en ningún momento dejara de “llevar las riendas”.

Fue alguien que supo entender como pocos los sentimientos de la Policía Nacional, la entrega y el sacrificio de sus  integrantes, lo arduo y complejo de su trabajo, la incomprensión y la ingratitud de la que muchas veces somos víctimas.

La obediencia y la lealtad son de orden y mandato constitucional… El respeto y el afecto de sus subalternos, se los ganó en buena ley.

Que en paz descanse “

Edil Eduardo Casaballe

Partido Nacional .

Últimas noticias