Una demanda federal desafía la ley de Florida que impide a las personas trans usar el baño según su género

Una demanda federal desafía la ley de Florida que impide a las personas trans usar el baño según su género

Varios miembros la comunidad LGBT+ del estado quieren establecer legalmente que la legislación conocida como HB 1521, que afecta a escuelas y edificios públicos en el estado, discrimina a esta minoría y viola la libertad de expresión.

Una demanda, presentada en un tribunal federal de Florida por personas transgénero y no binarias, cuestiona una nueva ley del estado según la cual la gente debe usar los baños públicos que coincidan con el género que se les asignó al nacer. La presentación judicial argumenta que esta ley es discriminatoria y limita la libertad de expresión, de acuerdo con NBC Miami.

Los defensores de los derechos de las personas transgénero y de la comunidad LGBT+ han expresado su desacuerdo con esta normal, la HB 1521, promulgada por el gobernador republicano Ron DeSantis. Argumentan que podría causar daño significativo al contradecir la identidad de género autodefinida de los individuos. Los demandantes anticiparon que se llevará a cabo una marcha en Orlando el sábado 7 de octubre para apoyar a los jóvenes trans y expresaron su preocupación por el modo en que se garantizarán la seguridad y los derechos de los manifestantes.

Entre los funcionarios que menciona la demanda están Jared Perdue, el jefe del Departamento de Transporte de Florida, y Thomas Draper, director de las operaciones del aeropuerto de Orlando. Zee Scout, un abogado que representa a los demandantes, dijo a la misma cadena que esta ley pone en riesgo la seguridad de las personas trans en Florida.

También es importante saber que los legisladores del estado, de mayoría republicana, han aprobado otras leyes que afectan a la comunidad trans. Por ejemplo, han limitado el uso de medicamentos para transición en el caso de menores y han puesto restricciones en la atención médica para adultos trans. Estas leyes también están siendo revisadas por los tribunales.

Christynne Wood, una de las demandantes en el caso, ha planteado interrogantes acerca de la fundamentación de las restricciones en instalaciones sanitarias públicas. Argumenta que tales medidas afectan al colectivo trans, particularmente a individuos con condiciones médicas específicas.

Según American Independent, la demanda se presentó el 29 de septiembre y sostiene que la ley causa daño irreparable al forzar a las personas a adoptar la perspectiva del estado sobre el sexo y el género. También se menciona que hay preocupaciones sobre si las personas podrán ejercer sus derechos de libertad de expresión de manera segura. (INFOBAE)